28.6.07

Episodio 3-15: “Medio genio”

Noté que cada vez que en House hay una estrella invitada especial, el episodio siempre parece sufrirla. Este episodio, con Dave Matthews, no fue una excepción, y pareció un poco desuidado y alicaído. Me parece que Matthews hizo un buen trabajo. Kurtwood Smith hizo también un excelente trabajo en un rol difícil.

* * *

Patrick es un hombre de 35 años que sufre de daño cerebral causado por un accidente automovilístico a la edad de 12. Desde entonces, se desenvuelve como un chico de cuatro años, salvo por el hecho de que después del accidente se convirtió de algún modo en un genio de la música. El episodio comienza con Patrick tocando algo de Beethoven para la audiencia de un evento de caridad cuando empieza a fallar notas, algo que nunca antes le había pasado. Su padre corre hacia él y Patrick le dice que le duele la mano, y luego se muestra que tiene la mano severamente contorsionada, con distonia (contracciones musculares incontrolables).

A la mañana siguiente internan a Patrick en el hospital y el equipo discute su caso. Foreman quiere darle Clonazepam (un relajante muscular, entre otros usos) por la distonia, pero Cameron le señala que ya los está tomando por los ataques epilépticos. Foreman sugiere entonces Benzatropina (una droga que se usa en general para el mal de Parkinson). House llega y ordena un conteo de glóbulos rojos, análisis químicos, análisis de tiroides y análisis adrenales.

Foreman hace algunas pruebas neurológicas básicas y le informa a House que la corteza motriz de Patrick está bien. House no está convencido. Entra un piano en la sala y Patrick tiene una sesión musical improvisada (incluyendo una parte de “I Don’t Like Mondays” de los Boomtown Rats). House ordena una resonancia funcional para evaluar el funcionamiento del cerebro de Patrick (una resonancia funcional detecta incrementos en el flujo sanguíneo en el cerebro, lo cual se cree que representaría a las áreas con mayor actividad cerebral). Primero hacen las pruebas mientras él está simplemente escuchando música y los resultados no son muy interesantes. Después prueban mientras él está tocando música. Esta vez el cerebro se ilumina dramáticamente, indicando que está “pensando” mucho. La frecuencia cardiaca de Patrick aumenta y Foreman sugiere que probablemente es una respuesta emocional. House no está de acuerdo. No hay actividad en el sistema límbico (el área del cerebro relacionada con las emociones), así que House deduce que algo deba andar mal en el corazón mismo de Patrick.

En la próxima escena, Foreman le explica a Cameron que la vasoconstricción arterial (una constricción violenta e inexplicada de una arteria principal) en el brazo de Patrick condujo a la distonia, y la causa de esto —por razones que no entiendo completamente— está en el corazón. Mientras que Foreman está haciendo alguna clase de estudio arterial del corazón, Patrick experimenta un rápido aumento de su frecuencia cardiaca y termina en una taquicardia supraventricular (TSV) que Foreman vuelve a poner en un ritmo correcto con un shock eléctrico. (La cardioversión no es la primera línea de tratamiento para la TSV, pero no voy a decir que jamás se usó.)

House sospecha que Patrick tiene hemorragias repentinas, sin explicaciones por el momento, que son responsables de los síntomas. Una hemorragia en el corazón puede conducir a TSV y una hemorragia cerebral puede conducir a la distonia. Para probar estos diagnósticos, quiere hacer una endoscopía de tanto la parte superior como de la inferior del tracto gastrointestinal (¿pero por qué sin anestesia? La anestesia intravenosa se usa rutinariamente para las endoscopías). Las dos resultan negativas, así que ahora quiere hacer una exploración quirúrgica, la cual encuentra evidencia de una hemorragia retroperitoneal, atrás del riñón. El cirujano también informa que Patrick sufre de un ataque epiléptico, indicando que estos ataques están empeorando.

House le quiere sacar a Patrick las medicaciones contra los ataques, para causarle así ataques peores que iluminen en una tomografía claramente las áreas del cerebro que están provocándolos. Las tomografías muestran puntos calientes, con más actividad en el cerebro izquierdo que el derecho. House le hace una resonancia y nota una pequeña colección de sangre en la materia blanca. Esto sugiere que los problemas recientes de Patrick pueden deberse a un traumatismo, un aneurisma, cáncer, o una enfermedad autoinmune. House quiere hacer una biopsia de cerebro, pero Foreman lo convence de dejarle llevar a cabo un EEG interno para señalarle mejor las zonas para la biopsia. El EEG no revela anormalidades en el cerebro izquierdo, pero en el hemisferio derecho es un “cerebro muerto”. House convence a Foreman de que el lado derecho del cerebro no está muerto, sólo que es muy disfuncional, y además es la fuente de todos los ataques. Foreman y House entienden que eso significa que Patrick tiene una enfermedad autoinmune, en este caso arteritis de Takayasu.

Con el tratamiento para Takayasu y la medicación para los ataques, Patrick podrá volver a los niveles previos de funcionamiento. House, sin embargo, no está satisfecho; recomienda una hemisferectomía derecha, es decir que le remuevan quirúrgicamente el lado derecho del cerebro. Así se eliminarían los focos de los ataques y la necesidad de la medicación. House además cree que que le permitirá a Patrick ser más funcional y cuidarse por sí mismo. La contra es que perderá todo su talento musical en el proceso. House de deja la decisión al padre de Patrick, quien finalmente acuerda. Después de la cirugía, Patrick no habla, pero puede abotonarse la camisa él mismo, algo que no podía hacer al principio del episodio.

Hubo también un argumento lateral acerca de House teniendo cáncer de cerebro, pero a mí nunca me pareció “real” y nunca me lo creí. ¿Por qué nadie sospecharía que House estaba mintiendo? Es un mentiroso de fama. El suspuesto cáncer terminal sirvió para varias escenas intensas, algunas bastante buenas (Cuddy), otras no tanto (Cameron). Para el registro, el tumor que era de 6 cm en el cerebro medio dorsal —aunque no recuerdo que dijeran qué tipo de tumor era— terminó siendo solamente una gumma (un tipo de crecimiento blando observado en estadíos tardíos de sífilis) en vez de un tumor, y ni siquiera era de House, sino de otro paciente.

* * *

Médicamente, fue un episodio fallido. No hubo una indicación clara de por qué los médicos hacían ciertos análisis, y el flujo usual de diagnóstico en diagnóstico se perdió. Hacé estos análisis de sangre. ¿Por qué? Hacelos, y no te preocupes, no los vamos a mencionar más. Ahora hace una resonancia funcional. ¡No es lo suficientemente anormal! Debe haber una vasoconstricción de una arteria en el brazo, así que veamos el corazón. Debe haber alguna hemorragia en el corazón, y en cerebro también (aunque no apareció nada en las imágenes), así que hagamos una endoscopía —por si acaso hay una hemorragia ahí también— y después abramos y busquemos quirúrgicamente, aparentemente al azar, hasta que encontremos alguna hemorragia. Ahora los ataques epilépticos son peores, así que tomemos otras imágenes del cerebro, y después un angiograma. Ahora un EEG. ¡Ajá, es arteritis de Takayasu! Un diagnóstico que se ajusta a la realidad si cerrás los ojos y obvias algunos signos, síntomas y pruebas obvias.

La decisión final, acerca de si hacerle o no la cirugía a Patrick, fue hasta cierto punto un falso dilema. La condición de Patrick estaba bajo control. El mal de Takyasu estaba controlado por la medicación, así como también los ataques epilépticos. No había razón para que el padre tuviera que decidir con urgencia si había que hacer la cirugía, podría haber esperado y hacer una decisión bien informado más adelante, en un ambiente menos caótico y emotivo. Eso es lo que yo hubiera sugerido.

* * *

El misterio médico fue apenas interesante, en parte porque no estaba claramente definido (¿qué pasó con el pizarrón?). Le doy un C promedio. La solución fue débil y no se ajustó bien del todo: C-. La medicina fue chapucera, pero raramente equivocada per se, así que le doy otro C-. Las interacciones entre los personajes quisieron compensar la medicina, pero no alcanzó: le doy un B.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy super enganchada con el Dr. House. Casi puedo decir que enamorada de su personaje. Es muy interesante esta pagina, se la he enviado a una amiga que estudia medicina en Venezuela. Espero con ansias los comentarios de la proxima temporada.

Yayi-Venezuela

Eixe dijo...

Gracias por tu comentario, Yayi!

viagra online dijo...

El es un verdadero genio del razonamiento.En lo personal, a mi me fascina verlo pero siento que a veces se pasa de elitista, es decir, como un medico con el coeficiente intelectual de ese hombre, puede ser tan arrogante? dicen que el vicio del poderoso es la arrogancia, pero este se pasa de la linea.

viagra dijo...

rsonal, a mi me fascina verlo pero siento que a veces se pasa de elitista, es decir, como un medico con el coeficiente intelectual de ese hombre