21.5.07

Episodio 3-10: “Feliz pequeña Navidad”

Este episodio fue mayormente sobre House, Wilson, y la vicodina, pero se las ingeniaron para meter algo de medicina también. El misterio estuvo bien, la solución fue astuta, pero la medicina —aún cuando ordenaron menos análisis que los habituales— tuvo demasiados errores. Aquí va la reseña de la semana (con revelaciones, por supuesto).


Abigail es una chica de 15 años con enanismo de hipoplasia cartílago cabello. Entró al hospital debido a un pulmón colapsado y está siendo revisada por la Dra. Cuddy. House convence a Cuddy de internar a Abigail en el hospital para descubrir qué es realmente lo que falla con ella. House le presenta el caso a su equipo, notando en ese momento que Abigail tiene anemia. Cameron señala que los individuos con hipoplasia cartílago cabello tienen el sistema inmune comprometido y que el PPD (una prueba para tuberculosis) que hizo Cuddy puede no ser confiable. Se ordena hacer un barrido con galio para buscar infecciones. No se observan infecciones en el barrido, pero ahí House nota que el hígado es la zona más oscura del barrido, lo cual lo hace sospechar que algo anda mal en el hígado. Quiere que le hagan un ultrasonido del hígado, pero en este punto interviene Cuddy y quita a House del caso hasta que acepte el trato que Tritter le propone y lo reemplaza. Ella ordena una resonancia de pulmón para buscar cáncer de pulmón, pero resulta negativo. Cuando está por terminar la resonancia, Abigail empieza a toser sangre (hemoptisis). Se revela que se trata de hemorragia variceal (vasos sanguíneos agrandados que sangran fácilmente en el esófago, relacionado con problemas de hígado) y fallo hepático. El diagnóstico en este punto incluye esquistosomiasis (una infección parasitaria del hígado), cirrosis, hepatitis, hepatoma (cáncer de hígado), síndrome Budd-Chiari (una obstrucción de la vena hepática), y abuso de drogas o alcohol.

Una biopsia de hígado muestra algo de colangitis esclerosante. Subrepticiamente, House le dice a Foreman que cree que Abigail tiene un padecimiento que le afectará todo el cuerpo, empezando con el páncreas. Foreman ordena un análisis del nivel de alfa-1 antitripsina, pero es normal. (Estuvo bien pensado por parte de Foreman, o más o menos bien; la deficiencia de antitripsina puede ocasionar enfermedades pulmonares y hepáticas, así que esa parte está bien —pero en realidad no tiene nada que ver con el páncreas). Cuddy da por descontada la teoría de House acerca del páncreas y ordena una colangiopancreatografía endoscópica retrógrada (ERCP). Justo antes de empezar el análisis, Wilson y Foreman se dan cuenta de que Abigail está inconciente. Detectan un aliento a frutas y diagnostican cetoacidosis diabética. El páncreas le falló y la llevó a la diabetes; House tenía razón.

En este punto, el diferencial incluye histiocitosis de células de Langerhans, fibrosis cística, linfoma de Hodgkin, y lupus. Se hace una punción lumbar para buscar signos del Hodgkin y se analizan los niveles de anticuerpos para buscar evidencias de enfermedades autoinmunes. Cameron visita a House que deduce que Abigail tiene el mal de Still (mejor conocido como artritis reumatoide juvenil) –una enfermedad autoinmune particularmente peligrosa. La empiezan a tratar con esteroides, metotrexato, y ciclosporina. Desafortunadamente, empieza a sangrar en la boca y los oídos. Una tomografía de la cabeza sale normal. Wilson sospecha de leucemia y quiere que le hagan una biopsia de médula ósea pero Cameron todavía cree que es un trastorno autoinmune, pues Abigail inicialmente mejoró con el tratamiento.

House examina una radiografía de la pierna de Abigail para hacer su diagnóstico. Las placas de crecimiento en los huesos son normales, sugiriendo que no tiene hipoplasia cartílago cabello. En cambio, tiene deficiencia de la hormona de crecimiento causado por un tumor de la hipófisis causado por la histiocitosis de células de Langerhans (y Chase tenía razón de vuelta).

La idea de que Abigail no fuera realmente una enana por genética me pareció particularmente inteligente; desafortunadamente la ruta (y los cuidados médicos) que usaron para llegar allí fueron pobres. En varios casos, el manejo del tiempo estuvo mal. Los barridos con galio llevan de 2 a 3 días para completarse (lleva un tiempo que el galio se acumule en los tejidos), y la cetoacidosis diabética no se dispara tan rápido a menos que al equipo se le hayan escapado de forma inexcusable los resultados anormales de algunos análisis de laboratorio previos. Ninguno de los diagnósticos de Abigail se ajustan a su caso. Miren los signos y síntomas del mal de Still y la histiocitosis de células de Langerhans. Pocos de ellos están ni siquiera cerca de los síntomas de Abigail, y nada explica el colapso de pulmón y el fallo hepático –sus mayores quejas. Finalmente, la gente con enanismo de miembros pequeños (grupo en el que se incluye la hipoplasia cartílago cabello) tiene una contextura física diferente de los que tienen deficiencia de hormona de crecimiento; alguien debería haberse dado cuenta antes. También me decepcionó un poco como se presentó ese final bastante color de rosa, aparentemente olvidándose que la pobre Abigail todavía tiene fallo hepático, fallo pancreático, y diabetes. Tiene un camino muy duro por delante.

Respecto de la novela y los aspectos de relaciones personales, de vuelta fue un buen episodio, con varias escenas involucrando a House y Wilson, House y Cuddy, y después House y Foreman y Cameron. Todavía no estoy seguro de cuánto de las acciones de House son signos de adicción, o si en cambio son signos de una persona ofensiva con seudoadicción. No soy abogado ni policía, pero me confundió que Tritter le ofreciera el trato. ¿Eso no deberían hacerlo los abogados?


Este episodio se gana una B por el misterio y una A por la solución. La medicina fue tan sólo promedio (para House al menos) y se merece una C. La novela fue buena, pero no tan buena como la semana pasada y se gana una A-.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola
Nunca te comento, porque no soy medico y me cae bien House porque no es prejuicioso y no tiene debates morales inutiles. Si te centraras en el drama un poco mas podriamos discutir, pero tu asunto es mas medico,,solo me queda leerte.
Saludos
Juan
Diafrag64@yahoo.com

Gabo dijo...

Pero podés comentar sobre la parte dramática sin problemas. Yo tampoco soy médico, los posts son traducciones del original en inglés de un tipo que sí es médico. Saludos.

Poluco dijo...

Hola
dime todos considera a House un _Freak hasta el mismo,,yo pienso que le gusta parecerlo, le gusta diferenciarse de los demaqs,, tu que opinas?
Juan

Gabo dijo...

Estoy de acuerdo. House prefiere ser raro y molesto antes que uno más del montón, un tipo aburrido que no aporta nada. Lo freak combinado con mucha inteligencia siempre es divertido, algo así como el científico loco o el genio excéntrico.

Anónimo dijo...

hola este capitulo es muy bueno pero hay una cancion que sale creo ke es en este esta antes de que triter le diga -feliz navidad- y house responda -y un feliz vete al infierno- XD la cancion esta antes de esa parte quisiera saber como sellama =D

Anónimo dijo...

La canción que suena al inicio del capítulo cuando Tritter le dice a House Feliz Navidad es una canción navideña cantada por Louis Armstrong y que tiene el titulo: Zat You Santa Claus

viagra online dijo...

Ese doctor es una mago, es un sabelotodo, la verdad a serie no me desagrada pero la veo un poco elitista y con sentido intelectualoide por decirlo asi, es muy bueno pero no es creible. Nadie es asi en la realidad.

4rx dijo...

Bueno al amigo del ultimo comentario, hay que recordar que es un personaje de televisión y que obviamente su personaje será presentado con cualidades un poco más sobresalientes que las personas en la vida real, y quién sabe, tal ves haya un doctor así en el mundo.

Anónimo dijo...

El hecho de que House sea brillante como medico no lo excusa de ser grosero al extremo como lo ha sido con su equipo. No se justifica la forma en la que trata a los demás (incluidos pacientes). En este capítulo no muestra ningún respeto por las personas con enanismo como no lo ha mostrado antes por negros o gordos o personas diferentes. Eso me molesta. Creo que no hay que llevar al personaje a ser tan decididamente odioso porque se corre el riesgo de que dejemos de disculparlo solo porque es brillante.