7.5.07

Episodio 3-08: “El juego del topo”

Un episodio fuerte de House con un buen misterio médico, cuidados médicos decentes y telenovela fascinante. A continuación la reseña del episodio de esta semana con revelaciones de trama.

* * *

Jack es un muchacho de 18 años que trabaja como mozo en una pizzería. También desempeña el papel de padre de sus hermanos menores desde que sus padres murieron en un accidente automovilístico. Estando en el trabajo, Jack comienza a tener visión borrosa y a vomitar (dándole a un pobre chico de ocho años un cumpleaños que no olvidará nunca). Sufre de dolor de pecho, ritmo cardíaco anormal y ataque cardíaco.

En el hospital, House y equipo revisan el caso de Jack. Antes del ataque cardíaco, estuvo experimentando fatiga, sudores nocturnos y pérdida de peso. También se quejaba de que le picaban los pies e informó que los cigarrillos ya no le parecían tener un buen sabor. Foreman sugiere que los síntomas de Jack se deben a un incremento de la presión intracraneal causada por un tumor cerebral, mientras que Chase sugiere una gastroenteritis viral aguda. House les dice que los dos están equivocados y que él ya sabe la causa. House propone una competencia: cada uno de los médicos jóvenes puede hacer un análisis para encontrar el diagnóstico. Chase hace cultivos de sangre buscando una infección bacterial, Foreman hace una resonancia magnética del cerebro, y Cameron hace unas pruebas cardíacas buscando un vasoespasmo de arteria coronaria. Todas las pruebas resultan negativas, excepto la que hizo House. Jack tiene hepatitis A, lo cual explica la pérdida de peso, fatiga, sudores nocturnos y vómitos. Fueron los vómitos los que condujeron a un desequilibrio de electrolitos, el cual condujo a un ritmo cardíaco anormal que causo el ataque cardíaco. Le dan a Jack un tratamiento de inmunoglobulina intravenosa.

La mañana siguiente están por darle el alta, pero Jack empieza a sangrar en el sitio IV, en la nariz y el oído. Las pruebas de laboratorio revelan coagulopatía, que House diagnostica como CID (coagulopatía intravascular diseminada). El equipo sugiere posibles causas para el CID. Cameron propone una infección intrahospitalaria u oportunista tales como E. coli, Eikenella o estreptococos. Chase sugiere que una enfermedad relacionada con las comidas, pero Foreman sospecha de una enfermedad de transmisión sexual como sífilis o gonorrea. Foreman lleva a cabo una punción lumbar y cuando da vuelta a Jack, accidentalmente le rompe una costilla a Jack (“una fractura patológica”). House interpreta que Jack tiene osteomielitis, una infección de los huesos. A esta altura se tienen los resultados de los otros análisis y resultan ser todos positivos. Jack tiene sífilis, Eikenella y botulismo.

Jack ahora empieza a tener ataques. Su conteo de glóbulos blancos es normal y la prueba de HIV es negativa (no tiene SIDA). Una tomografía computada de la cabeza es normal así como las pruebas neurológicas. House se pregunta si los síntomas podrían estar relacionados con la historia de Jack de consumo de drogas. Mientras que los análisis toxicológicos fueron negativos, House nota que las drogas pueden ser absorbidas por las células grasas y liberadas al perder peso. Hace pasar al equipo en un sauna junto con Jack para que pierda un par de kilos más. Vuelven a analizar su sangre y orina, que no contienen drogas.

Repiten la resonancia magnética del cerebro, y ahora muestra múltiples lesiones en todo el cerebro. El equipo sospecha de tumores mientras que House piensa que es una infección de hongos. Una biopsia de una de las lesiones revela la presencia del hongo Aspergillus. House está ahora convencido de que Jack tiene una deficiencia inmune genética, que se comienza a manifestar después del estrés de la muerte de los padres. El diferencial incluye agamaglobulinemia de Bruton, deficiencia de complemento, enfermedad granulomatosa crónica, e inmunodeficiencia variable común. Dado que las pruebas genéticas llevarían demasiado tiempo, House expone a Jack a una mezcla de gérmenes: Serratia, meningococos, Burkholderia cepacia, y rinovirus. Cada uno de estos gérmenes apunta a una debilidad genética diferente, y la que sea la enfermedad con la que Jack se infecte le va a mostrar al equipo el padecimiento genético relacionado. Jack cae con la Serratia, lo cual significa que tiene enfermedad granulomatosa crónica. Un transplante de médula ósea de su hermano más joven probablemente conduzca a una cura, pero Jack se niega explicando que su hermano es demasiado joven para decidir por sí mismo. Foreman piensa que la decisión de Jack es noble, pero House le demuestra que la enfermedad le permite desprenderse de la responsabilidad que significa actuar como un padre. Cuando el episodio termina, el hermano y la hermana de Jack se dirigen a un orfanato y Foreman le dice que algún día cambiará de opinión.

* * *

Médicamente, pienso que fue un buen misterio con una respuesta que no fue mala. La mayoría de la medicina fue buena, aunque hubo un par de cosas que me llamaron la atención. Primero, una ofensa repetida, lleva 48 horas para determinar si un cultivo de sangre es negativo, no unas pocas horas. Segundo, la inmunoglobulina intravenosa no es un tratamiento para la hepatitis A. Puede usarse como prevención en gente que estuvo o va a estar expuesta a la hepatitis A, pero no se usa para curar la enfermedad. Tercero, el botulismo es causado por las toxinas producidas por una bacteria, no por la infección con la bacteria misma. Chase no debería haber visto un montón de bacterias en el vómito y decir “botulismo.” Finalmente, el sauna puede causar una pérdida temporal de peso por pérdida de agua, pero no afecta las células grasas.

* * *

En adición al buen misterio médico, este episodio tuvo buena telenovela. Wilson descubre que le remolcaron el coche y que su licencia para dar prescripciones médicas fue suspendida. House le presta a Cameron para que recete en un momento pero no en otro. Cuando se queda sin vicodina, le pide a Chase y después a Cameron que le escriba una receta, pero ambos se niegan –aunque Cameron sí le ofrece sus pastillas para el síndrome premenstrual. Al final, Cuddy le receta vicodina a House y Wilson echa a House de su oficina.

* * *

Le doy a este episodio un A por el misterio, con un B+ para la solución porque fue inteligente pero un poquito forzada. A pesar de mis objeciones anteriores, creo que la medicina estuvo por encima del promedio y se merece un B-. La telenovela y los aspectos no médicos fueron buenos y se ganan un A.