11.5.07

Episodio 3-09: “Buscando a Judas”

Un episodio disfrutable de House. El misterio fue bueno y la medicina pasable. La novela y la dinámica personal sobresalieron esta semana, y fue uno de los mejores episodios en este aspecto. La reseña médica con revelaciones a continuación.

* * *

Alice está en un juego de un parque de diversiones con su padre cuando empieza a gritar. Él piensa que es porque está asustada por el juego, pero sigue gritando aún cuando éste termina. Hay un corte abrupto (van a los títulos y la tanda) y descubrimos que Alice sufre de dolor abdominal severo y es admitida al hospital después de descubrir que tiene pancreatitis aguda. Los médicos del equipo de House debaten si la pancreatitis es causada por una infección o cálculos biliares cuando House entra y nota en la tomografía de Alice que el ducto biliar está dilatado (signo de cálculos) y les informa que los cálculos son la causa de la pancreatitis. Un ultrasonido abdominal confirma la presencia de cálculos. House quiere que Alice vaya a cirugía para remover la vesícula; el padre está de acuerdo pero la madre no. Van a una jueza que con algunas dudas acuerda con House (aunque debe notarse que House exagera con los riesgos de no llevar a cabo la cirugía).

A la mañana siguiente, Alice tiene un feo sarpullido, con ampollas, en el sitio de la cirugía. El equipo sospecha de alergias y le hacen a Alice pruebas de raspado, que permiten detectar un amplio rango de posibles alergenos. Resulta positivo a todo. House piensa que Alice tiene una infección que está influyendo sobre las pruebas de alergia y quiere tratarla con antibiótico de amplio espectro. Esta vez, la madre está de acuerdo pero el padre no. Comparecen nuevamente frente a la jueza que le da la custodia temporal a Cuddy. Cuddy no quiere que se usen antibióticos de amplio espectro, y en cambio se inclina por la metronidazola.

El padre secuestra a Alice del hospital, pero la vuelve a traer cuando Alice se pone rígida poco después de salir del hospital. El diferencial en este punto incluye distrofia neuroaxonal (un término usado para describir ciertos tipos de daño cerebral adquirido) y mal de Wilson (un padecimiento causado por un metabolismo defectuoso del cobre), aunque House sospecha de síndrome de Reye (una encefalopatía rara usualmente asociada al uso de aspirina durante enfermedades virales en niños). Inician un tratamiento de hemoperfusión con carbón activado (es similar a la diálisis, remueve las partículas tóxicas de la sangre) para tratar el síndrome de Reye, pero a Alice comienza a dolerle el brazo, que además se le pone pálido, debido a la formación de un coágulo sanguíneo. La llevan a cirugía y quitan el coágulo, pero le sigue una fiebre muy alta. Ahora el equipo considera trombocitopenia (una caída severa de la plaquetas, en este caso se piensa que pudo ser causado por el anticoagulante que le dieron para la hemoperfusión), aunque House continúa anclado en una causa infecciosa. Se nota además que Alice está anémica. Le surge otro sarpullido muy feo, similar al primero, esta vez en el brazo izquierdo. Se considera varicela, así como fiebre de las Montañas Rocallosas. Para tratar esta última se inicia un tratamiento con cloramfenicol. No da resultados, y cuando el sarpullido comienza a expandirse, House decide que Alice en realidad está sufriendo de fascitis necrotizante, la infame “bacteria comecarne”. Un componente clave del tratamiento de fascitis necrotizante es remover el tejido muerto, así que se programa una cirugía para la amputación de los miembros afectados, el brazo y la pierna de Alice. A último momento, Chase se da cuenta de que lo Alice tiene es porfiria eritropoyética congénita, una enfermedad rara donde la exposición a la luz de sol u otras luces brillantes destruye los glóbulos rojos causando síntomas cada vez más severos. Se detiene la cirugía a tiempo (pero no antes de que House golpée a Chase).

* * *

Pensamientos médicos (malos y buenos):

· El coagulo parece ser arterial (extremidad dolorosa, pálida y fría), pero le dan acceso venoso para la hemoperfusión.

· La metronidazola es una elección pobre como antibiótico. Es bueno contra un pequeño espectro de patógenos, y ninguno de ellos concordaba con los síntomas de Alice.

· Los síntomas de Alice no se ajustaban muy bien con el sídrome de Reye. La hemoperfusión no es el tratamiento para Reye (aunque su primo cercano, la hemodiálisis, puede usarse en casos severos).

· El cloramfenicol, aunque es una droga antigua y raramente usada, es la primera línea de tratamiento para fiebre de las Montañas Rocallosas en infantes.

· Mientras que la fascitis necrotizante requiere de cirugía para remover el tejido muerto, no hace falta amputar; eso es llevar las cosas demasiado lejos muy rápido (¿y qué pasa con el hecho de que el sarpullido apareció primero en el abdomen? ¿le van a amputar la panza también?). A pesar de que Cameron dice que es resistente a los antibióticos, ella y House (un especialista en enfermedades infecciosas después de todo) deberían saberlo bien. House sí tiene razón en que la fascitis necrotizante es una enfermedad que se expande increíblemente rápido y que el tiempo es clave.

· Me gustó que House mantuviera su escondite súper-ultra-secreto de Vicodina en un libro sobre lupus, porque “nunca es lupus”.

· Mi mayor queja es que al equipo le llevó demasiado tiempo arribar a lo que debió ser un diagnóstico más fácil (el diagnóstico general de “porfiria” por lo menos, aunque tal vez no al tipo específico de porfiria diretamente).

* * *

Lo mejor del episodio fue sin dudas la novela. Con Tritter vs. Foreman, Tritter vs. Cameron, y Tritter vs. Chase, mostrando como Tritter puede ser increíblemente manipulador. Con House vs. resto del mundo a medida que el dolor y el síndrome de abstinencia lo volvían cada vez más irritable. Hubo un buen momento de Wilson/Cuddy y después de Wilson/Tritter al final del episodio.

* * *

Le doy al misterio médico un B+ y a la solución final un B. La medicina estuvo ligeramente sobre el promedio, así que le doy un C+ (el equipo tuvo que haberse dado cuenta de la porfiria antes, y Cameron debería saber más sobre la fasciitis necrotizante). La novela y el contenido no médico se ganan un fuerte A esta semana, y estuvo muy, pero muy cerca de un A+.

1 comentario:

Rocio dijo...

Esta bueno tener la posibilidad de disfrutar en casa viendo episodios de distintas series y por eso trato de buscar en internet capítulos que me pierdo. Si logro obtener pasajes baratos a miami me gustaría poder disfrutar de series que a nuestro país no llegan