4.6.07

Episodio 3-12: “Un día, una habitación”

Un cambio de ritmo en este episodio. No hubo un gran misterio médico para resolver. Fue un episodio dramático esta vez. Voy a admitir que fue un buen programa dramático, pero personalmente, mis partes favoritas siempre fueron los aspectos médicos.



El episodio comienza con House atendiendo consultas clínicas como parte del cumplimento de trato que hizo con Cuddy. Sus primeros tres pacientes se relacionan todos con enfermedades venéreas (EV, enfermedades de transmisión sexual). House trata de sobornar a los pacientes para que se vayan, pero eso a Cuddy no le gusta demasiado. En medio de la discusión, uno de los pacientes en la sala de espera se levanta, se agarra la cabeza y empieza a gritar. Corre por la sala gritando de dolor. House lo voltea y le inyecta una droga para calmarlo, pero resulta que no le inyectó un sedante, sino un paralizante. Esto provoca parálisis de los músculos, de modo que no puede correr ni gritar. Desafortunadamente, como señala Cuddy, esto no hace nada para detener el dolor, y también paraliza los músculos respiratorios de modo que debe ser entubado. House convence a Cuddy para que internen al paciente en el hospital para que él pueda trabajar en el paciente. Foreman sospecha que el paciente podría tener un neuroma acústico, Chase piensa que podría estar psicótico, y Cameron menciona que podría tener una severa infección en el oído y mastoiditis. House les dice que hagan todos los análisis adecuados (y caros) que consideren necesarios, y luego admite que ya sabe cuál es el problema: el paciente tiene una cucaracha en el oído. Sólo lo hizo internar para no tener que trabajar en la medicina clínica.

Cuando Cuddy lo descubre, lleva a House de vuelta a hacer atención clínica. Eventualmente, le ofrece 10 $ por cada paciente que él pueda diagnosticar sin tocar, y a su vez él le tendrá que pagar a Cuddy 10 $ por cada paciente que tenga que tocar para diagnosticar. Este conduce a una serie de escenas graciosas donde House atiende a pacientes que tienen que usar por sí mismos una espátula para bajarse la lengua, chequear su propio pulso, y palparse ellos mismos.

Los resultados de las EV vuelven y House tiene que darles las noticias a los pacientes. Los primeros dos dieron negativo. Pero a la tercera paciente, una mujer joven llamada Eve, le dio positivo clamidia. Basado en sus reacciones frente a la noticia, House se da cuenta de que fue víctima de una violación. Va a ver a Cuddy y le pide que otro médico se ocupe de la paciente porque –seamos honestos- el ser de apoyo emocional no es una de las mejores habilidades de House. Sin embargo, Eve no piensa lo mismo y declara que con el único que va a hablar es con House. Los dos hablan un poco más pero como no llegan a un entendimiento, House manda a una psiquiatra para que hable con Eve. Después de hablar con la paciente durante una hora, la psiquiatra pide ayuda con urgencia. Parece que mientras que le estaba dando a Eve un sedante a base de benzodiacepinas (la misma familia de drogas que el valium), Eve le sacó la botella y se los tomó todos.

Resucitan a Eve y la internan en el hospital. Cuando despierta, Eve le dice a House que ella no tratará de matarse de vuelta y que solamente quiere hablar. Le pregunta si algo malo le había pasado a él alguna vez. Él le cuenta la historia de que, cuando un chico, su abuela era extremadamente estricta con la disciplina, por no decir abusiva. Eve le pregunta si la historia es verdadera. House esquiva la pregunta, pero finalmente admite que no es necesariamente del todo cierta.

Cuddy saca a House de la sala y le informa que Eve no sólo tiene clamidia, sino que además está embarazada. House le da la noticia a Eve y le recomienda un aborto dadas las circunstancias de la concepción. Ella le contesta que el aborto es asesinato y que nunca podría hacer eso. Lo que sigue es una larga discusión, tanto dentro del hospital como en un parque cercano, acerca Dios, el sufrimiento, la vida y la muerte. House le confiesa a Eve que la historia sobre su infancia era cierta, salvo que su padre era el que impartía disciplina, no la abuela. En este punto, Eve baja la guardia lo suficiente como para hablar sobre lo que le pasó.

También hubo un argumento secundario acerca de Cameron internando un homeless enfermo terminal de cáncer de pulmón. Él siente que desperdició su vida y quiere que alguien lo recuerde, y entonces decide morir sin medicación para el dolor (y el cáncer de pulmón es una forma muy dolorosa de morir), y así Cameron lo recordará.

* * *

No tengo nada malo que decir sobre la medicina en este episodio, básicamente no hubo mucha. La escena de apertura en la sala de atención clínica fue precisa: los pacientes que tienen vergüenza de ir al médico a causa de una enfermedad venérea frecuentemente le mienten a la enfermera acerca de por qué van a la clínica. Eso también pasa con pacientes con hemorroides y otros problemas “ahí abajo” —aunque usualmente es una cosa de hombres. Nunca conocí a una paciente femenina que no fuera frontal con estos temas.

Tengo un par de cuestiones menores. Primero, ¿por qué House llevaba una jeringa con un paralizante? Si fuera Cuddy, eso me preocuparía bastante. Segundo, ¿por qué se enojó Cuddy con el farmacéutico por no darle el sedante rápido? Él no puede dispensarlo sin una orden y ella nunca le dijo lo que quería. Tercero, los sedantes que tomó Eve actuaron demasiado rápido, a menos que la psiquiatra mintiera sobre el momento en que los tomó. Finalmente, no pareció que Eve estuviera bajo ninguna clase de precauciones contra el suicidio una vez que fuera internada en el hospital.

* * *

Las interacciones entre los personajes principales fueron inteligentes. Cada personaje le dio un consejo distinto a House acerca de cómo debía hablar con Eve, y los consejos diferían ampliamente dependiendo de con quién hablara. El mejor fue el de Chase: “no la despiertes, dejala sedada.”

Si tengo alguna queja importante sobre la historia, es el uso del cliché de la “persona traumatizada con habilidades mágicas para detectar mentiras”. Eve podía advertir como por arte de magia cuando House mentía, y después podía decir milagrosamente cuando por fin le decía la verdad —era eso lo que le permitía confiar en él lo suficiente como para compartir todo con ella. Por favor. Ese cliché es malo en cualquier programa, y House miente mucho mejor.

* * *

No hay notas para el misterio médico esta noche, porque no lo hubo. La medicina no estuvo mal, aunque no hubo mucha, y se gana un B. Las interacciones entre personajes y la novela fueron las estrellas del episodio y se merecen un sólido A.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola
tienes razon este capitulo me gusto mucho, mas parecia una serie de psicologia mas que de medicos,, me gusto porque como soy psicologo auque no clinico por fin pude entender algo y no solo entretenerme con las historias, hay que reconocer que house tambien la pegaria bien de psicologo. Y bueno tratar de suicidarse con benzodiacepinas es la mejor forma de hacer un escandalo y llamar la atencion, porque son las denominadas seguras, asi te tomes un balde solo quedas idiota un buen tiempo,,pero nadie se muere con eso..Capitulo muy interesante, aunque el domingo pasaron un capitulo nuevo, sobre un gitano..interesante.ojala lo comentes.
Saludos
Juan

Gabo dijo...

Gracias por el comentario, Juan. Interesante el dato de las benzodiacepinas, y esperemos a ver el capítulo del gitano.

Hector V, dijo...

De nada por el link man, soy Fan del Dr House y tu blog esta exelente,la unica pregunta es... y las reseñas de la temporada dos??

estuve busque y Busque pero no encontre, alguna rázón en especial que no la hays hecho?
Cuidate espero que tengas buena semana Gabo!

Hector

Gabo dijo...

Las reseñas de la segunda temporada sólo están disponibles en el inglés originial, al menos por ahora.

¡Un abrazo, viejo!

Anónimo dijo...

Hola:
Este capitulo, aunque no sobresalió por los casos médicos, si lo hizo por las interacciones entre los personajes. Me conmovió mucho el personaje "Eve" creo que en cierta forma lo que le sucedió le abrió los ojos y puede ver más allá de las palabras (por ejemplo detectar las mentiras del Doctor House). Pero me sorprendió mucho una frase que dijo la paciente que fue violada...era algo que intentaba decir como que nuestras vidas estan llenas de habitaciones (etapas) y cada persona que esta en ellas hace que esas simples habitaciones sean algo importante para nosotros. Tiene toda la razón...y es algo que me dejo marcada.
Muchos saludos a todos!!!

Anónimo dijo...

Que tal? Las mentiras no se detectan por arte de magia. Hay gestos que permiten identificarlas. Aunque hacer esto (para mi) es más un arte que una ciencia.
Hay estudios científicos que establecen que las mujeres pueden "leer" estos gestos mucho mejor que un hombre. Aunque cualquier sexo podría hacerlo con entrenamiento.
Creeme, yo puedo hacerlo con alto grado de eficacia (aunque nunca al 100%).

Franco dijo...

Para mi gusto este es el mejor capítulo que he visto. Vimos a House abrirse ante una mujer y logramos conocer algo de su misteriosa vida. La filosofía de House no deja de ser cruel, pero no por ello menos cierta, aunque debo admitir que el pensamiento de Eve me cautivó por completo. Un episodio bien logrado, emotivo, pero por sobre todo nos da mucho en qué pensar.

Sander...
smartinez_24@hotmail.com

viagra online dijo...

Que bueno estuvo ese episodio, la verdad ha sido uno de mis favoritos y las criticas en el periodico estuvieron muy positivas. Yo soy un seguidor de este programa por muchas razones, pero una de las principales es la del razonamiento.

cialis online dijo...

Una de las mejores series de todos los tiempos, a mi me gustaba mucho la manera en que el Doctor House diagnosticaba a sus pacientes